TIPOS DE ENTREVISTAS

Cuando estás buscando trabajo, es bueno recordar que seguramente tendrás distintos tipos de entrevistas y recordar cuál es la más importante.

CON LA CONSULTORA DE RECURSOS HUMANOS O HEADHUNTER

Esta entrevista es definitoria. Si no causás una buena impresión, no seguirás en el proceso de selección.  Estás compitiendo con muchas candidatas y no debes descuidarte.   La consultora te está evaluando para ver si te puede presentar a su cliente.  Sirve de práctica para otras entrevistas.  Seguramente te preguntarán por tus fortalezas y tus debilidades y las razones de tu cambio de empresa.  Aprovecha para hablar libremente sobre el tema de expectativas de sueldo para que te presenten solamente en aquellos puestos en los que se cumplan las mismas.  Te preguntarán sobre tu disponibilidad horaria, sobre cómo organizas tu vida familiar, sobre tus aspiraciones, sobre la distancia de la casa al trabajo, etc...     Si te estás postulando a un puesto de secretaria o asistente ejecutiva, demuestra tu interés en este tipo de puesto.  

EN LA EMPRESA, CON EL DEPARTAMENTO DE RECURSOS HUMANOS

Si llegas a la entrevista con la empresa, recuerda que no sos la única candidata.  Generalmente compites con 5 o 6 presentadas por las consultoras o referidas. Investiga a fondo de qué se trata la empresa antes de la reunión.  Mira tu GPS y averigua como llegar para ser puntual (conviene estar 10 minutos antes) a la entrevista.  Trata de transmitir que te encantaría trabajar ahí.   Prepara  las respuestas a las preguntas obvias ¿por qué te interesa trabajar en nuestra empresa?, ¿por qué deseas un cambio? hablemos de su expectativa salarial ¿tienes disponibilidad para trabajar después de hora?   Prepara algunas preguntas para la persona que te entrevista, ¿porque se va la secretaria actual? ¿hay mucha rotación en este puesto? ¿se trabaja en equipo? , etc., etc.  No vayas a la entrevista si ya has decidido que no te interesa la empresa porque no causarás una buena impresión.

CON EL FUTURO JEFE O JEFES 

Esta es la entrevista más difícil y, como el resultado es muy subjetivo,  lo mejor es que te presentes tranquila y con una actitud positiva.  Tus competencias ya han sido evaluadas y llegas con una buena recomendación.   El jefe te podrá hacer algunas preguntas sobre tus habilidades o puestos anteriores, pero la idea es que impresiones como una persona ejecutiva, responsable y empàtica.  Recuerda no presentarte como demasiado confianzuda ni como demasiado distante.  El jefe querrá saber si podrás mantener sus "secretos" y recuerda no hablar demasiado sobre tus jefes anteriores.   Cada jefe es diferente pero una actitud amable y más bien conservadora es mejor que una demasiado informal.  Contesta amablemente las preguntas pero no te extiendas demasiado. Tampoco pienses que el puesto es tuyo hasta que te lo hayan confirmado.  Despídete con un apretón de mano y una sonrisa.  Si consigues el puesto, ¡felicitaciones!  Si no, seguramente has causado una buena impresión y seguirás participando.

Newsletter